domingo, 9 de marzo de 2014

Primer año de NBA Dream

Hace un año, 3 amigos decidieron iniciar un proyecto para compartir a través del mundo digital su pasión por la NBA. Pero seguramente NBA Dream tuvo su inicio mucho antes en cada uno de nosotros. Con las asistencias de Magic Johnson, los peinados de Dennis Rodman, las canastas decisivas de Michael Jordan, la magia de Jason Williams o la llegada de Pau Gasol a la NBA. O quizás naciera hace no tanto, cuando unos pocos descubríamos que nuestras tertulias sobre nuestro equipo de toda la vida, el Baloncesto Fuenlabrada, llegaban a más gente a través de las ondas a la vez que pasábamos un buen rato compartiendo impresiones.

Rubén 

Si pienso en sus orígenes, “NBA Dream: el sueño americano” es realmente eso, un sueño que al final consiguió hacerse realidad. Un proyecto iniciado simplemente para hablar de NBA cara a cara con el mundo, para lanzar un guante informativo a quien guste a recogerlo, sin obligaciones de ningún tipo, sin prisas, sin tapujos y siempre con un tono muy distendido, aquel que tiene el de un grupo de amigos charlando sobre cualquier cuestión y que disfruta haciéndolo. 

Hoy en día puedo decir que NBA Dream no es de Carlos, ni de José, ni mío. Hoy en día este universo es de mucha más gente (estáis a tiempo de ser socios, cuando seamos ricos no digáis que no os avisé), de muchos amigos que hemos ido encontrando por el camino y que gracias a NBA Dream, hemos tenido la ocasión de conocer. Y sobre todo, hoy en día NBA Dream es de todos vosotros, los que os atrevéis a participar y los que os limitáis a escuchar, los que estáis a dos manzanas de nuestra casa y aquellos que vivís cruzando el charco allá por Latinoamérica.

Hoy pienso en  NBA Dream y me siento orgulloso de formar parte de todo esto. Porque para mí es un placer grabar cada programa, porque me gusta la NBA y más aún compartir esta pasión con el mundo, generando debate y sacando carcajadas por doquier. No aspiro a ser lo que Andrés Montes fue para mí, alguien tan lejano como cercano, a quien escuchaba y podía considerar un amigo. Pero me gusta pensar en que alguien en alguna parte, puede pasar un rato agradable escuchándonos. Y solo por ese sentimiento, NBA Dream merece la pena.


Carlos

Se cumple el primer año de nuestro querido Podcast NBA Dream y aunque no tenemos demasiados programas, ni somos el programa con más regularidad en sus emisiones, si que podemos decir que nos hemos hecho un pequeño espacio y muchos nuevos amigos. Un tiempo en el que hemos vivido la consecución de un nuevo título por unos casí intratables Miami Heat de la mano de su estrella LeBron James, apenas contestado por ninguna de las franquicias durante la temporada pasada. La eclosión de nuevas estrellas como Paul George, o graves lesiones de estrellas como las de Kobe Bryant o Derrick Rose.

Simplemente quiero dar las gracias desde aquí, a mis compañeros, a nuestros colaboradores tanto los esporádicos como los que colaboran de un modo más continuado. Y sobre todo a los oyentes, que son muchos más de los que en un primer momento pensamos. 

Jose

Si os digo la verdad es muy fácil escribir cuando no tienes que buscar información en la red porque esa información es parte de tu historia, no quiero parecer un abuelete pero me acuerdo cuando a finales del 2012 este proyecto empezaba a coger forma mediante charlas por Skype, cuando nos veíamos en persona o vía WhatsApp. Todo era ilusión cuando empezamos con la cuenta de Twitter, cuando escribíamos nuestra primera entrada.

NBA DREAM, comienza el sueño y más cuando un 9 de Marzo del 2013 estos tres amigos cumplíamos nuestra palabra y empezábamos a grabar este podcats de NBA Dream.

Para seguir mi sinceridad nunca pensé que podíamos llegar a tantos rincones y tan lejanos del planeta como Rusia, China o Taiwán (sigo sin creérmelo) de todas formas y aunque suena repetitivo solo puedo dar las gracias por compartir esta afición llamada BA-LON-CES-TO que nos une en este grupo de personas que aunque estemos divididas por océanos, países o calles gracias a la red podemos estar tan cercanos.

Me gustaría también dar las gracias a todos los colaboradores, esperemos que vaya creciendo la familia, por aprender de ellos ayudarnos a mejorar y llegar a más público y sobre todo, a los que os molestáis en aguantar a estos tres pesados que no paran de hablar durante cada podcast (os deberían de dar un premio a la paciencia XD). Para terminar solo puedo decir que yo me conformo pensando que alguien al otro lado cuando oiga el podcast pase un buen rato con nosotros, lo queráis creer o no es mi único propósito. Esa es nuestra única energía que nos ayuda a continuar con esta locura.

Gracias a todos por estar ahí y recordad: we love this game!

No hay comentarios:

Publicar un comentario