viernes, 15 de marzo de 2013

Tanquea como puedas

Hace tiempo que llegó Marzo. La primavera está a la vuelta de la esquina, algunos alérgicos se ponen a temblar y el tanqueo está a la orden del día. Para aquellos despistados que ahora no lo recuerden bien, el tanqueo se puede definir de manera rápida como perder con la intención de sacar provecho de ello. Esa intención es estar lo mejor posicionado posible de cara al próximo Draft. Con un ejemplo quedará mejor explicado.




Recordaréis que hace unos días os colgamos esta curiosa jugada del New Orleans Hornets - L.A. Lakers. Realmente cuesta imaginarse en que estaría pensando un entrenador haciendo esta defensa en un partido de Play Offs. Pero estamos en Marzo, los Hornets cuenta los días del calendario para que acabe esta temporada, y los Lakers están jugándose no terminar la campaña con uno de los mayores ridículos que se recuerdan. ¿ No os convence esto? Pues tengo más artillería.




Sí, estáis viendo bien. Los cinco jugadores de los Hornets dejan completamente libre un lado entero de la cancha. O Jodie  Meeks tenía ese día un grave problema de olor corporal o cierto equipo disimula muy mal. Como recordatorio, en ese mismo partido a falta de 6:47 para la conclusión el marcador era de 102-88 para los locales. Al final del partido 102-108 para los angelitos. Lo realmente triste de esta historia, es que de aquí a final de temporada vamos a ver muchos partidos con finales similares.

Esto ha pasado toda la vida y seguirá pasando. Una de las cosas negativas de tener una liga cerrada es que el fantasma del descenso no se asoma por ningún lado, por lo que algunos equipos pueden permitirse tirar la temporada en Febrero o incluso Enero (caso entre otros de Washington Wizards o Charlotte Bobcats este año), lo que convierte este último mes de liga regular en una pantomima para prácticamente una decena de equipos. No todos los partidos son como el anteriormente nombrado (menudo repaso le han metido los Sacramento Kings a mis Chicago Bulls), pero en un final igualado entre un equipo que se juega algo y otro que no, es fácil predecir hacía donde se decantará la balanza.

Una de las cosas que más rabia da, es que este comportamiento puede incluso ser premiado. Tener el peor balance victorias – derrotas supone tener el 25% de posibilidades, el mayor, de que tu equipo sea el elegido en la lotería del Draft para elegir en la primera posición en el Draft del año siguiente. ¿Alguien puede culpar a las franquicias por hacer estas extrañas maniobras, si lo que hacen con esto, es intentar mejorar a su equipo de cara al futuro?

¿Posibles soluciones? Complicado. No soy nadie para decirle al señor Stern como llevar su competición (ya me gustaría llevar un negocio como él), pero este problema le quita algo de magia a este último tramo de la temporada. La Lógica diría que lo suyo sería reducir las posibilidades de estos equipos para conseguir un buen pick n el Draft. Pero también es verdad, que este fue concebido para que se igualasen las fuerzas entre los equipos de la liga y que cada cierto tiempo un equipo modesto pueda disfrutar de un Tim Duncan, Lebron James o Kevin Durant en sus filas.

No solo escribo esto desde la visión de un simple aficionado, supongo también que a algunos propietarios les gustaría que estas últimas semanas tuviesen algo más de “chicha”. Pongamos otro ejemplo. 10 de abril, Sacramento Kings – New Orleáns Hornets. Dos franquicias que no se juegan nada, juegan en las pista de un equipo que dentro de unos meses estará en otra ciudad a cientos de kilómetros. ¿Alguien de esa ciudad, por mucho que le guste el baloncesto, va a gastar su dinero y al menos dos horas y media de su tiempo en ver este partido? Los habrá, pero no demasiados.



Álvaro Ferreiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario