jueves, 21 de febrero de 2013

Resaca del All Star




¡Luces, cámara, acción! No, no vamos a hablar de la Gala de los Oscar aunque estamos a escasos días de su celebración. Nuestro artículo también trata de una constelación de estrellas acaparadoras de flashes, aunque en este caso no es por grandes interpretaciones (¡Beat the flopping!), sino por sus actuaciones en una cancha de basket. Como cada año, la alfombra roja de la NBA se desplegó para dar paso al fin de semana de las estrellas, donde los mejores jugadores de la mejor liga de baloncesto del mundo nos hicieron disfrutar con un digno espectáculo. Como siempre, son todos los que están pero no están todos los que son, y es que las lesiones nos han privado de jugadores de primerísimo nivel como Derrick Rose, Kevin Love o Rajon Rondo. Vamos a analizar, día por día, todo lo que nos deparó el NBA All Star


Viernes, BBVA Rising Stars Challenge


Desde hace algunas temporadas, el partido de veteranos que se solía jugar en estas fechas tocó a su fin para dar paso a un encuentro que enfrenta a las mejores estrellas emergentes de la liga. La dificultad de encontrar veteranos dispuestos a volver a vestirse de corto dio pie a la NBA a replantearse un nuevo formato de juego para el primer día del All Star, en el cuál los aficionados pudieran ir descubriendo nuevas estrellas de entre los jugadores de 1er y 2º año en la liga (rookies y sophomores), que quizás no dispusieran de las mismas oportunidades de lucirse en sus equipos.

Tras unas primeras temporadas donde los partidos se convertían en pachangas y concursos de mates improvisados, sin ninguna emoción, David Stern decidió enfrentar a 2 archienemigos mediáticos en la liga para darle más jugo al asunto, mezclando a los jugadores en 2 equipos (independientemente de ser de 1er o 2º año, evitando así la "normal" superioridad de los sophomores sobre los novatos). Shaquille O'Neal y Charles Barkley eligen, mediante un Draft, a los jugadores que conformarán sus equipos como si de un General Manager se tratase. El listado de jugadores sale de las votaciones de todos los entrenadores asistentes de la Liga, así como 2 wild cards que se reserva el comish de honor Kenny Smith, y que en este caso fueron para Ricky Rubio (Minnesota Timberwolves) y Isaiah Thomas (Sacramento Kings). Finalmente, el TEAM SHAQ y TEAM CHUCK se compuso así:

 

Este partido por lo general, y pese a la gracia de este formato que ya naciera el año pasado, no suele tener demasiada historia, salvo alguna actuación estelar de alguno de los jugadores. Esta vez, Shaquille O'Neal se curó en salud eligiendo a Kyrie Irving en su equipo, quien le demoliese a base de triples el año pasado, mientras que Barkley logró conformar un roster con jugadores más serios, la mayoría de ellos de 2º año y sobre todo, más consistentes en el juego interior. Los cañoneros de O'Neal frente al juego atlético de los de Barkley, ese era el reto.

Sobre la mitad de la primera parte del partido (recordemos, 2 partes de 20 minutos cada una), nos quedamos sin emoción. El TEAM CHUCK se marchaba gracias a una gran actuación de Kenneth Faried, que hundía el balón en el aro rival una y otra vez, ante el desacierto de Irving o Lillard. El festival anotador de Isaiah Thomas con 4 triples consecutivos terminó de romper un partido que se convirtió en pachanga (90-66 al descanso). 

Con esta desalentadora tesitura llegábamos a la segunda mitad, donde al menos, las jovenes promesas de la NBA nos dejaron 2 pinceladas. La primera, el manejo de balón de Kyrie Irving y su duelo contra Brandon Knight, al que dejó incluso sentado.




La segunda, el MVP de Kenneth Faried. "The Manimal", toda una fuerza de la naturaleza bajo los tableros, nos deslumbró con multitud de acciones por encima del aro y, en los instantes finales de partido, logró engrosó sus estadísticas hasta los 40 puntos y 10 rebotes, convirtiéndose en la 2ª mejor actuación histórica en este partido (recordemos que la mejor, fue la de Kevin Durant con 46 puntos en 2007). El joven jugador de los Denver Nuggets se llevó el trofeo de mejor jugador en la que posiblemente, y según sus propias palabras, fuera la mejor actuación anotadora en toda su vida.

Nuestro Ricky Rubio terminó el partido dosificando esfuerzos, con 5 puntos y 10 asistencias, dejando como siempre su sello mágico en cada pase de canasta.

Kenneth Faried, MVP del BBVA Rising Stars Challenge 2013

Rubén Fuentes
@MilanGurovic

Sábado, el día de los concursos 


Y todavía con la resaca de ver un interesante partido entre el team Shaq y el team Barkley en el que pudimos ver tanto el presente como el futuro de la liga, llego uno de los momentos más esperados por todos, el día de los concursos, y recalco lo de esperados puesto que después de unos años en los que se habían calificado los mismos de flojos y en decadencia, especialmente el concurso de mates, este año presentaban un cartel aparentemente difícil de mejorar.

Este All Star traía una novedad interesante añadida, no sólo computaban los resultados individuales como históricamente se hizo, sino que se sumarían los resultados dividiendo a los jugadores en dos grupos, los pertenecientes a la conferencia este por un lado y los del oeste por el otro.

Comenzó la noche con un interesante concurso de habilidades en el que se convocaron a un grupo de bases con bastante futuro en la NBA, jugadores como Jeff Teague, Jrue Holiday, Brandon Knigth, Tony Parker, Jeremy Lyn y Damiand Llillard, como podemos ver un grupo bastante joven con excepción de Tony Parker que está ya en los treinta años.

Comenzó la primera ronda con los jugadores del Este, Jeff Teague, decepciono bastante con un tiempo de 49’4 segundos, atascándose de manera grave en el tiro de cinco metros, con ese tiempo obviamente quedo casi totalmente descartado, a pesar de no haber salido a escena ninguno otro compañero.

Posteriormente, apareció el jugador de segundo año Brandon Knigth, que mejoró sensiblemente el mal tiempo de Teague, realizando un correcto 32’2 segundos, pero este al igual que Teague también se atascó en el lanzamiento frontal de cinco metros.

El tercero del este, y para muchos el favorito hizo una primera ronda impecable, Jrue Holiday de Philladelphia 76ers, pulverizo los registros de sus compañeros clasificándose para la final en representación del Este con 29’3 segundos.

Comenzó el Oeste con Jeremy Lyn, que no dio sensación de velocidad suficiente durante el recorrido como para pasar y para más inri falló gravemente en lo que podría parecer que es su especialidad como es el lanzamiento a canasta desde cinco metros, cerro el tiempo con 35’5 segundos.

Salió después Damian Llillard, pulverizando todos los registros vistos en la noche, 28’8 segundos, haciendo una serie casi perfecta.


Damian Lillard lució sus habilidades en los concursos del All Star


Tony Parker, era el jugador más veterano del concurso, pero del que se esperaba una gran actuación dada su fiabilidad y buen hacer en todas las disciplinas que mide este concurso, pero el base francés decepciono con un tiempo de 48’7 segundos, y con un pésimo lanzamiento en el tiro frontal a cinco metros.
 
En el apartado por equipos, el este venció con un tiempo de 1.50, mientras que el oeste realizó 1.53.

Y llegó el momento de la final, Lillard contra Holiday, ambos llegaron con un tiempo inferior a los 30 segundos, por lo que se esperaba una interesante final.

Jrue Holliday,   en la final no cumplió las expectativas apuntadas en la ronda preliminar, se fue a un tiempo de 35’6 segundos, atascándose en dos puntos el tiro a cinco metros (como casi todos los bases de la noche) y el pase picado.

Damian Llillard, fue a la postre campeón en un entretenido concurso de habilidades, le valió con un tiempo de 29’8 segundos, aunque se atascó en el pase de pecho.


Lillard, Campeón del Taco Bell Skills Challenge


Posteriormente, llegó todo un clásico de los concursos, el concurso de triples, para este concurso estaban convocados por el Oeste Stephen Curry, Ryan Anderson, Matt Bonner, Steve Novak, Paul George y Kyrie Irving.

Comenzó Curry con unos interesantes 17 puntos en la primera ronda, fallando gravemente la totalidad de lanzamientos en el segundo carro.

Ryan Anderson, jugador con mejor porcentaje de tiros de 3 puntos de la NBA, consiguió 18 puntos, fallando el total de sus lanzamientos en el tercer carro.

Matt “the red mamba” Bonner, supero a todos sus compañeros con un excelente comienzo anotando en el primer carro cuatro balones y el tricolor, anotando como mínimo un lanzamiento en cada carro, consiguió 19 
puntos.

Por la conferencia Este, comenzó el jugador de segundo año Kyrie Irving, consiguiendo unos muy buenos 18 puntos, en una serie muy regular en los cinco carros.

Kyrie Irving triunfó en los triples

Posteriormente, Paul George, realizó la peor actuación de la noche, comenzando con un primer carro fallando la totalidad de los lanzamientos realizados, consiguiendo sólo 10 puntos.

Steve Novak, el segundo jugador con mejor porcentaje de tres puntos de la NBA, cerró la ronda previa, con una buena actuación de 17 puntos, que no le alcanzaría para llegar a la final.

En el computó por conferencias el Oeste consiguió 54 puntos contra 45 del Este, ganando el equipo de la conferencia Oeste este torneo.

En la final, Irving y Bonner, protagonizaron uno de los mejores duelos de los últimos años, Irving comenzó realizando unos espectaculares 23 puntos, anotando todos los balones en el primer y tercer carro. Anotando en el segundo, cuarto y quinto carro tres lanzamientos, además de un tricolor más en el segundo.

Matt Bonner, a pesar de ser casi imposible la victoria, cumplió con unos espectaculares 20 puntos, pero no puedo superar la excepcional actuación de Irving.

 
23 3P convertidos y título para Irving

 
Una vez visto este gran concurso de triples, llegamos al plato fuerte de la noche el concurso de mates, con un cartel como ya comentamos en un artículo anterior que pretendía acabar con las mediocres actuaciones de los últimos años. Seis jugadores tres del este, Gerald Green, James White y Terrence Ross, y otros tres del Oeste, Kenneth Faried, Eric Bledsoe y el hasta entonces campeón Jeremy Evans, se disputarían el cetro de mejor matador de la NBA.

Comenzó Gerald Green con un espectacular y prometedor mate de espaldas, a dos manos, apoyandose en el lateral del tablero, con ayuda de su compañero Lance Stephenson, llegando con la cabeza hasta la altura de la canasta, que le permitió puntuar 50. Gerald Green también erró su segundo mate, encabezonandose en realizar un mate doble, que debió cambiar para intentar su pase a la final, después de su 50 inicial, le dieron 32 puntos.

Luego apareció, en la cancha, un grupo de azafatas de vuelo y un director de pista de aterrizaje, para que James White, intentase montar su aerolínea particular, intentando mejorar el mate de tiro libre de Jordan (que ya había mejorado en torneos fuera de la NBA), pero falló el primer intento, y decidió variar ligeramente el mate para realizarlo a dos manos, pero con un salto sensiblemente más cercano que el que pretendía al comienzo, realizando un mate bastante bueno que sin embargo el jurado sólo le premio con 45 puntos. Su segundo mate fue un mate errado en todos sus intentos, por lo que se le puntuó con 32 puntos, pretendía ser un mate muy espectacular muy lejano machacando con molinillo, pero el no materializarlo le impidió dar el espectáculo que pretendía. 

El rookie Terrence Ross comenzó fuerte con 50 puntos, a pesar de sus mulltiples repeticiones, después de realizar un mate de con giro de 360 grados, pasándose el balón por la espalda. A la vista de los resultados de los compañeros, tan solo realizó un mate para asegurar su presencia en la final, sin intentar filigrana alguna en este segundo intento.


Terrence Ross volando para ganar los mates

Kenneth Faried, el mvp del partido de los rookies, pretendía tener otra noche de gloria en el All Star, para ello comenzó con un mate a tablero con giro de 360 grados muy corriente para un jugador de su nivel, consiguiendo 39 puntos. Su segundo mate fue un interesante mate a tablero pasándose la bola de mano a mano entre las piernas, recibiendo 50 puntos.

Eric Bledsoe, tras intentar en repetidas ocasiones "un mate imposible" haciendo un giro de 360 grados y pasando el balón de una mano a otra bajo sus piernas, decidió asegurar y machacar el aro con un giro de 360 grados, después de tocar el tablero que le valió para obtener 39 puntos. Su último mate fue un buen mate de espaldas con el que cosecho 50 puntos.

Jeremy Evans, el campeón y el jugador del que menos se esperaba, comenzó el concurso con un mate saltando por encima de Mark Eaton, el pivot ex jugador de Utah en los años 80, recibiendo una puntuación de 47 puntos. El segundo fue un mate frontal con giro de 360 grados y dos balones, bastante correcto, pero con el que tampoco brillo en exceso con el que consiguió 43 puntos.

El equipo Este puntuó  con 258 puntos.

El equipo Oeste gano el duelo entre conferencias con 268 puntos.

A la final llegaron, los que menos fallaron por un lado Terrence Ross y por otro Jeremy Evans, comenzó Evans con un mate que para mí no es digno de una final como es el que realizó  por encima de un cuadro tapado, que posteriormente destapo y apareció el en el lienzo realizando el mate. En su segundo mate, Evans saltó por encima de Dahntay Jones, sin aportar nada nuevo al concurso de mates y en mi opinión sin pasar sin pena ni gloria.
 
Terrence Ross emulando a Vince Carter
 
Ross, comenzó poniéndose la camiseta de Vince Carter jugador que hizo historia en el concurso de mates y que militó al igual que él en Toronto Raptors, pero a pesar de vestir esa camiseta no cumplió con el nivel en este mate para merecer llevarla, realizó un mate apoyándose en el canto del tablero, con un giro de 360 grados antes de machacar. Ross en su último mate, hizo un mate con molinillo saltando por encima de un niño, llevándose gracias al voto popular el torneo de esta temporada.

Terrence Ross, ganador del Slam Dunk Contest 2013

Mi valoración sobre este sábado esta clara, un más que correcto concurso de habilidades, un gran concurso de triples, posiblemente el mejor de los últimos años, y a pesar de lo que prometía un decepcionante concurso de mates en el que gano el que menos fallo. 

Carlos Santiago
@csantiagolawyer

Domingo, All Star Game

Llegaba el plato fuerte de cada fin de semana de las estrellas, las figuras más destacadas de la liga iban a medir sus fuerzas en una lucha, los vaqueros del lejano oeste contra los orientales defensores del este. Aunque en momentos del partido si que cunde la anarquía y muchos jugadores hacen la guerra por su cuenta, lo que conlleva a 1 contra 1, es en estos momentos donde se ve la verdadera calidad de cada jugador, siempre hay momentos donde los equipos se ponen serios e intentan defender para complicarle a sus adversarios sus acciones ofensivas.


Dicho este vamos a repasar el roster de las dos conferencias, que se formaban por dos votaciones una popular para elegir a los titulares y otra en la que los entrenadores eligen los suplentes. Los entrenadores de cada conferencia serían los que mejor balance (victorias-derrotas) llevaran. Y sin más preámbulos estos son los integrantes de las dos plantillas.



Empezaba el partido con el Oeste mandando en el marcador gracias a los mates de Griffin y a un triple de Durant 0-7 de parcial, comandados por un sensacional Paul que hacía y deshacía el juego sin la más mínima oposición por parte del base del Este (recordar que en las votaciones fue elegido Rondo, pero debido a su lesión la posición de base la ocupó Wade), los chicos de Popovich dirigían el juego con un juego perimetral formado por CP3, Parker y Bryant (estuvo muy generoso durante todo el partido). Por parte del Este se veían más mates y alley oops, reinaba el individualismo, sus ataques consistían en subir la bola, pasarla y tirar, hasta que salió Irving que le dio más criterio al juego y por fin el base del oeste tenía la preocupación de marcar a su par. Pero empezaba a ocurrir lo que en un futuro iba a ser objeto de mofa, Bosh hacía un air ball y automáticamente lo cambiaban por el debutante Noah, que no sabe tomarse un partido tan informal como este (gracias a dios algunos con esta actitud disfrutamos) y nos regaló una actuación fiel a su línea defensiva y de intensidad bajo los aros, además de un poco de show. 

Por fin llegaba la hora de los que disparan primero y luego preguntan, Paul y Parker parecían querer ridiculizar a Bosh que ya de por sí, estaba teniendo un penoso papel (se tiró 3 air balls en total) y lo peor es que cuando juegas contra gente de tanta calidad, nunca te puedes despistar lo más mínimo porque sino te pueden pintar la cara de tal manera que hasta puedes "perder los papeles"


Después del paso por vestuarios y con el marcador 65-69 a favor de la conferencia Oeste,  Spoelstra con la lección aprendida mandó sentarse a Bosh desde el incio sustituyéndolo por el emergente Irving, por lo que resta del tercer cuarto no hubo nada reseñable, simplemente fue un intercambio de canastas que llevarían al ultimo cuarto. En el que los dos equipos lo afrontaron con mayor seriedad seriedad que los anteriores, sobre todo un extramotivado Kobe que se propuso un objetivo, dejar claro a Lebron que aún no está tan viejo y puede seguir dando guerra, se encargó de su defensa y con la colaboración de las malas elecciones de James y el saber hacer de Bryant le puso dos tapones.

 

El equipo del Oeste amenazó varias veces con sentenciar el partido antes de tiempo, pero el Este siempre reaccionaba desde el perímetro  o con buenas transiciones. A estas alturas ya se podían vislumbrar quienes aspiraban al MVP, y entre ellos estaban Paul, Durant, Anthony y Wade. Al final ganaría la conferencia Oeste por un marcador de 138 - 143. Sólo faltaba conocer al MVP, pero de eso ya se había encargado Chris Paul durante el partido, en el que consiguió 20 puntos, 15 asistencias y 4 robos.

 

Chris Paul, MVP del NBA All Star 2013

 
Y hasta aquí llega el resumen de esta humilde redacción a lo acontecido en el fin de semana de la estrella de Houston 2013. Sólo nos queda emplazaros hasta el siguiente All Star que tendrá sede en la casa de los "futuros Pelicans" en New Orleans. Con lo cuál nos despedimos no sin antes recoger la alfombra roja y apagar todas las cámaras y focos, y esperar que aún en tiempos de crisis podramos disfrutar de fiestas del baloncesto como esta. Pero para terminar con buena cara os dejo con el regalo de las mascotas de la NBA y su Jam Session.


José Bustos
@JBustos22

No hay comentarios:

Publicar un comentario